Saltar al contenido

Comprobante de contabilidad

El comprobante de contabilidad es un documento muy usado en las empresas para registrar las transacciones financieras es el comprobante de contabilidad. Este documento que también puede realizarse como soportes de caja y facturas, sirve para que la empresa pueda respaldar la transacción que se acaba de efectuar y aunque cumple el mismo objetivo de las facturas, su elaboración es distinta, por lo que es preciso que sepas como elaborarlo.

Comprobante de contabilidad

Este comprobante que es usado por las empresas para registrar la transacción que realizaron, es muy usado para llevar el libro de contabilidad que cada una de las organizaciones debe llevar para llevar un control contable de la empresa. Es tan eficiente como una factura a la hora de dar fe que se llevó a cabo una compra o venta de un bien o servicio.

¿Qué es un comprobante de contabilidad?

Ahora bien, si lo que quieres es conocer más sobre el comprobante de contabilidad, es preciso, que sepas que este se define como el documento de origen interno o externo donde se sintetiza las transacciones financieras, económicas y sociales de un determinado organismo, las cual también se registran en el libro con el mismo nombre.

Es un documento que debe llevarse a cabo en idioma castellano, donde se indique claramente la fecha, la descripción, el origen y la cuantía de las operaciones enumerándose de forma consecutiva.

comprobante de contabilidad

Estos documentos pueden elaborarse forma manual o electrónica, y archivarse de u a forma en que puedan ser verificados en el momento que se considere necesario. En el caso de los entes públicos esto están obligados no sólo a llevar los comprobantes digitales, también deben llevar comprobantes de ingreso, de egreso y generales.

El comprobante de contabilidad se solicita cuando:

  • como empresa o ente presta un servicio a otra empresa y esta paga por él,
  • la empresa contratante puede hacer la solicitud de un comprobante que haga constar que se hizo la transacción.
  • Si el servicio lo contrato una persona que no está facturando, este comprobante de contabilidad le puede servir para hacer constar la transacción, por ello la persona lo solicitará.

Es obligación de toda empresa llevar un libro de contabilidad, allí deben registrar todos los movimientos financieros de la empresa. En el caso de que no se emita factura por un servicio o un bien, es obligatorio que se emita un comprobante de contabilidad para hacer constar con la misma validez de una factura, que dicha transacción se realizó.

¿Cómo hacer un comprobante de contabilidad?

Ya sabes que es un comprobante de contabilidad, ahora es preciso que tengas claro como elaborarlo.  Su elaboración es tan sencilla como elaborar una factura, sin embargo, es preciso que tengas presente cuales son las especificaciones que tiene que tener para que pueda cumplir con la norma establecida para los comprobantes de contabilidad.

Ya sabes que el comprobante de contabilidad registra todas las transacciones de una empresa, cada empresa puede tener su propio formato, lo que si es indispensable es que los datos que se vayan a cubrir sean los que se exigen, por eso vamos a mencionarte los datos que no pueden faltar en cualquier comprobante de contabilidad:

  • Fecha: es preciso que se especifique el día, el mes y el año en que se realiza el comprobante.
  • Origen: debe especificarse cual es la empresa u organismo que genera el comprobante. Debe incluir datos personales como nombre completo, cédula de identidad, datos de contacto, correo electrónico.
  • Descripción: se debe describir el bien o servicio que fueron objeto de la transacción, es decir debe especificar qué es lo que se vendió, cuales fueron los servicios que se prestaron.
  • Costo: finalmente el documento debe contener lo que se pago por los servicios que se prestaron, debe aclarar si el pago se hizo total o parcial.

El comprobante de pago una vez ha sido elaborado, debe ser entregado a la persona o al área que se encarga de realizar los pagos en una empresa determinada. Dependiendo de como esta organizada la empresa, también se puede entregar a la persona que contrato los servicios. Lo cierto, es que este documento es indispensable para ambas partes, por lo que debe emitirse con obligatoriedad y hasta puede sustituir otros documentos como las facturas o recibos de pagos.